Beatriz: Acerca de mí

MI HISTORIA

Mi nombre es Beatriz Tierno Tierno.

Soy psicoterapeuta, profesora, conferenciante y escritora.

Me dedico a la terapia integral. Para mí lo más importante es llegar a alcanzar la paz gracias a la coherencia entre nuestro cuerpo, mente, corazón y espíritu. Solo desde esta paz y serenidad es posible experimentar la felicidad auténtica y duradera que todos merecemos.

Mi misión es acompañar a otros, principalmente profesionales relacionados con la salud, a recorrer su propio camino de autoconocimiento o, más bien, de re-conocimiento de su esencia.

Para ello, me he formado en terapias y técnicas diversas y he creado mi propio método de psicoterepia: INTEGRA TU ESENCIA. Creo que no es necesario el sufrimiento para reconciliarse con el pasado sino la conciencia amorosa. Por eso propongo una terapia amable pero directa y profunda para acceder a nuestra verdad y compartir nuestros dones en el mundo. Me he especializado en el mundo de los profesionales de la salud y terapeutas porque formo parte de él. Además, me avala el haber ayudado ya a muchos de ellos que han acudido a mí.

Mis primeros estudios fueron en la Universidad Complutense de Madrid donde cursé Fisioterapia y Terapia Ocupacional. Después complementé mi formación con terapias como cadenas musculares, kinesiología, terapia Bobath y otras terapias de enfoque neurológico.

Continué especializándome en psicoterapia de diferentes enfoques principalmente terapias que utilizan la estimulación bilateral alterna (como lo hace el EMDR) y Programación NeuroLingüística (PNL). De todas ellas, he extraído lo mejor para mí o lo que más me ha funcionado y lo he unido para crear mi propio método acorde a mis cualidades y a las de las personas que acuden a mí, personas comprometidas con su desarrollo dispuestas a conocer las raíces de sus patrones y practicar nuevas formas de estar en el mundo. Si es tu caso, puedes solicitar gratis tu primera sesión de INTEGRA TU ESENCIA.

Quiero una sesión gratis

 

¿Quieres saber más de mí?

Comencé a trabajar y aún sigo haciéndolo en una asociación que atiende afectados de Esclerosis Múltiple (ADEMM). Llegué a darme cuenta de que mis conocimientos en cuanto a neurología, anatomía y técnicas específicas corporales no eran suficientes para alcanzar la satisfacción en mi trabajo.

Para ello, necesitaba lo primero de todo establecer relaciones más genuinas con estas personas afectadas de Esclerosis Múltiple (EM) que experimentaban situaciones de suma vulnerabilidad. Eso pasaba por asumir mi propia vulnerabilidad y también por aprender los principios del rapport. En segundo lugar, intuía que había una forma de ayudarles a conectar con recursos que permanecían latentes en su interior debido en muchos casos al sentimiento de desesperanza. Así llegué a descubrir la hipnosis que agregué a técnicas de relajación que había aprendido en la Universidad.

Así comencé mi formación complementaria que me permitiría ayudar no solo a afectados de enfermedades degenerativas sino también a los profesionales que trabajan con ellos y a otros terapeutas que querían mejorar su motivación, autoestima, seguridad, tranquilidad o satisfacción en sus trabajos o en sus vidas.

¿Cómo comenzó mi interés por la psicoterapia?

 Hace algo más de diez años, detectaron a mi suegra un cáncer bastante agresivo. Me sentía muy unida a ella, era una persona extraordinaria y la situación me sobrecogió. Falleció en poco tiempo y yo no lograba reponerme. Además me sentía culpable porque el que debía estar sufriendo más era su hijo, que también lo hacía, y no yo. Esa era una creencia limitante que solo me hacía sentir peor.

Decidí buscar ayuda y me cité con una psicóloga que encontré en internet que trabajaba con EMDR. Había leído acerca de esta técnica en un libro y sabía que quería una terapia breve pero profunda. Confiaba en que podría ayudarme a comprender mi pasado y trascenderlo. de esta forma podría disfrutar del presente libre de condicionamientos. Ello me permitiría poder entregar mis talentos, ya que sentía que estaba desperdiciándolos.

Esta terapia cambió mi vida. Descubrí que debajo de esa niña tímida con un parche en un ojo había a una artista deseando dejarse ver, y que debajo de esa pequeña que sufría por su extrema sensibilidad había una adulta terapeuta que reconocía en esta sensibilidad su mejor aliada para mostrar empatía con los demás y, en concreto, con las personas que acudían a sus terapias.

Mi capacidad y motivación de comunicarme en público aumentaron hasta el punto de volver a cantar ahora con mucha más seguridad en el escenario, de impartir charlas e incluso escribir e interpretar obras de teatro.

Al mismo tiempo descubrí que mi sensibilidad no era un lastre sino una virtud si la utilizaba al servicio de los demás. Gracias a ella realizo un acompañamiento personal en las sesiones de psicoterapia que me permite experimentar las emociones de mis clientes a veces incluso antes de que ellos mismos las reconozcan así como detectar sus principales creencias limitantes. Acompaño con delicadeza a la persona para que ella misma las descubra (emociones y creencias) y sea capaz de transformarlas de la forma más beneficiosa.

Cada uno es artífice de su destino y es quien ha de comprenderse e integrarse.

Gracias a la terapia, además de redescubrir mi parte artística y agradecer mi sensibilidad, pude liberarme de una ansiedad que me acompañaba desde siempre. Tanto es así que la creía natural y parte de mi temperamento cuando era simplemente el precio a pagar por los traumas no resueltos, las exigencias autoimpuestas y la falta de cuidado con el exceso de estimulación e información del entorno.

Fue tal la liberación que experimenté que quise formarme para ayudar a otras personas a liberarse también de sus cargas y poder vivir la vida que merecen. Imaginé un mundo en el que todos, libres de bloqueos, desarrollásemos nuestro mejor papel y decidí especializarme en el mundo de la salud en el que podía moverme como pez en el agua. Y quise aportar mi granito de arena.

Estudié diferentes técnicas que, como el EMDR, apelan a la sincronización de ambos hemisferios cerebrales para reprocesar el trauma:

  • EBA (Estimulación Bilateral Alterna)
  • TIC (Técnicas de Integración Cerebral)
  • EMI (Eye Movement Integration)
  • SHEC (Sincronización Hemisférica Cerebral)

Entre tanto, conocí la Programación Neurolingüística que me ayudó a acabar de definirme y obtener los resultados que deseaba. Quedé fascinada por esta terapia, sus variadas y eficaces técnicas y su visión positivista del ser humano. Pero, principalmente, por su capacidad de transformar profundamente las vivencias del ser humano y, de esta manera, al propio ser humano. Fue tal la fascinación que inicié mis estudios de PNL y ya no paré de formarme hasta convertirme en Trainer y Didacta por la AEPNL (Asociación Española de Programación Neurolingüística)

Empecé a ayudar a diferentes personas a detectar sus puntos de mejora con amor incondicional hacia sí mismas. El objetivo era mejorar su autoestima, sus relaciones personales, autoinventarse o superar un duelo o una fobia.

Y a medida que fui tratando, fui integrando las diferentes terapias que había aprendido para lograr que el tratamiento fuera lo más rápido posible, lo más amable posible y, al mismo tiempo, lo más eficaz posible facilitando transformaciones profundas y duraderas. A este abordaje holístico del ser humano lo he llamado INTEGRA TU ESENCIA. Esta psicoterapia es lo que ofrezco cada día en mis sesiones individuales.

Con el paso del tiempo, me di cuenta de que acudían mayoritariamente a mis sesiones profesionales sanitarios o terapeutas. Pude observar cómo normalmente hay algo en nuestras infancias y en nuestra personalidad que nos lleva a elegir una profesión de ayuda. Llegar a comprenderlo y, en el caso de que sea necesario, sanarlo, proporciona la libertad y ligereza necesarias para tratar a los demás con respetuoso amor incondicional como los seres individuales responsables de su salud que son. También nos ayuda a responsabilizarnos de nuestro propio estado de salud física y emocional.

¿Quieres probar una de estas sesiones?

Puedes probar una sesión gratuita o podemos concertar una cita para tener una entrevista gratuita. Así podré aclarar tus dudas para saber si INTEGRA TU ESENCIA es el tratamiento que más puede ayudarte aquí y ahora.

Quiero una sesión gratis

 

Si has leído hasta aquí, desde luego estás interesado de alguna forma en vivir una vida más íntegra. Imagino que crees que INTEGRA TU ESENCIA puede ser el camino para reencontrarte con tu mejor versión y compartir con el mundo en general y con tus pacientes en particular tus genuinos dones. Concierta tu cita ahora para comprenderte mejor y así poder comprender a los demás.

 

Te mereces lo mejor, cuídate como si fueras la persona más importante de tu vida.

 

Quiero una sesión gratis

 

Además de sesiones individuales, ofrezco talleres grupales de Comunicación para la Salud para maximizar el beneficio que se puede obtener al utilizar una comunicación adecuada en el entorno terapéutico.

Si te interesa a nivel personal o como empresa, puedes conocer más de Comunicación para la Salud y leer testimonios aquí:

COMUNICACIÓN PARA LA SALUD

Si quieres conocer mi currículum más extenso, aquí lo tienes a tu disposición.