Testimonios Integra tu esencia

“Mi experiencia con la técnica TIC ha sido muy positiva ya que en cuanto empezamos la terapia empecé a sentirme mucho mejor no solo a nivel emocional sino también personal porque mi vida ha estado muy anclada a mi niñez y todo eso me detenía a un nivel muy alto. El poder dejar de recordar y sentirme tan atrapada a todo mi pasado ha sido muy importante para mí ya que me ha permitido recomenzar mi vida con una visión diferente. Ahora lo que me queda por hacer es un largo camino pero con nuevas herramientas, reconstruir mi vida a partir de mi presente intentando mejorar todo aquello que algún día fue importante para mí y no pude tener. Por lo tanto no me queda más que decirte que ha sido muy pero que muy positivo en mi vida todo este proceso. Sé que esto no termina aquí, es un comienzo a una nueva vida aceptando mi pasado pero viviendo mi presente y trabajando para que cada día sea mejor.

Te doy las gracias por ayudarme a sentirme mejor, para mí era muy importante encontrar a alguien con quien yo conectara y me ayudara a trabajar en la superación de esa situación”.

 

 

 

Adriana

 

“Mi nombre es Mar y tengo dolor crónico pélvico. Después de muchas idas y venidas, de marearme durante años en diferentes consultas médicas, probando tratamientos de todo tipo, visitando a profesionales de la psicología, terapias alternativas, homeópatas y un largo etcétera, me encontré con la terapia de Beatriz. Me contó su inclinación por la medicina holística y no dudé en ponerme en sus manos. Al principio escuché terapia regresiva y me lo pensé… Tras los resultados, estoy encantada de haberlo probado.

Beatriz me indujo a un estado de relajación profunda mientras me hablaba y tocaba diferente partes de mi cuerpo.

Estuve especialmente receptiva en la sesión y aunque consiguió transportarme a determinados momentos de mi vida nada agradables, había una mezcla de tensión y placer que me hacía sentir poderosa.

Descubrí cosas que ignoraba de mí misma y brotaron otras que aún conociéndolas nunca dejé salir, hasta la fecha.

No sé muy bien cómo llegué hasta allí pero lo hice. Comprendí que estaba bloqueada por el miedo, que vivía poseída por la vergüenza, el dolor, la sumisión y la ausencia de autoestima… y que sin duda todo ello estaba empeorando mi dolor físico.

Durante el proceso, Beatriz me hizo luchar contra mis fantasmas y aunque mi dolor crónico permanece conmigo, mi actitud ante el problema se ha modificado de manera importante.

Gracias a los anclajes consigo dirigir mi mente a situaciones placenteras, disminuyendo mi ansiedad en los momentos difíciles o de dolor intenso. Si mi estado de estrés baja, mi cuerpo no se acidifica y mis síntomas mejoran.

Gracias, Beatriz, por ayudarme a vivir en el aquí y el ahora”.

 

 

 

Mar. Fisioterapeuta.

 

 

“Beatriz Tierno es sorprendente. Tiene una  gran capacidad de escucha, intuición para profundizar y discernimiento pragmático. Maneja de forma resolutiva diversas herramientas complementarias (terapia sistémica, técnicas de integración cerebral, relajación) que le permiten tratar un problema desde varios enfoques. Involucra al paciente en su proceso mediante tareas de refuerzo.  Agradecí mucho su profesionalidad y su talento. Llevo varios años en terapia psicológica humanista, y las sesiones con Beatriz fueron un avance gracias a su estructura y carácter resolutivo.

Totalmente recomendable”.

Veronique Robert. Fisioterapeuta.

 

“Me han ayudado mucho las sesiones con Beatriz. Había oído hablar bien de este tipo de terapias y lo he podido comprobar por mí misma, mis relaciones con algunas personas cercanas han mejorado mucho, así como mi satisfacción y seguridad en mí misma.

Además Beatriz es muy profesional y delicada a la hora de tratar cualquier tema”.

Ana, 37 años, de Madrid.

 

“Esta técnica me parece prodigiosamente rápida y eficaz. Beatriz trabaja con una intuición sagaz permitiendo el ritmo de escucha natural. Es mágico cómo se pueden desactivar sensaciones físicas atrapadas en el cuerpo que nos hacen actuar de manera inconsciente y por tanto, recrean sufrimiento en nuestras vidas.

He experimentado muchas terapias y soy consciente de que muchas están de moda, lo cual no garantiza su eficacia. Recomiendo esta terapia por su sencillez y sobre todo rapidez en el cambio que supone para la vida. Gracias”.

M.A.F.