Tercera FIV con mínima estimulación

Y llegó el tercer intento, de nuevo por lo privado pero en otra clíncia completamente diferentes que apostaba por la mínima estimulación en baja reserva.

Y además una clínica mucho más humana y cercana en la que tenías un contacto directo con tu gine por email.

La principal diferencia en el protocolo: muchos menos pinchazos, mayor ahorro económico y algún control menos. Además se supone que en algunos casos la estimulación con menos medicaión permite una maduración más óptima de los ovocitos, como a fuego lento que puede mejorar la caldiad de los embriones.

Lo bueno también es que nuestro cuerpo serrano se mete menos hormonas, que es algo que me parece muy buena idea sobre todo si hay que repetir varias veces…

A mí me funcionó mal y bien.

Mal porque solo consegui un ovocito maduro.

Y bien porque este ovocito fecundó y llego a blasto!

Ya os conté que fui yo la que decidí exponerme a llevarlo a blasto por mi paz mental de saber si de verdad eran buenos embriones lo que podíamos generar. Y además esos tres días de ahorro de betaespera con el embrión dentro de mí yo los agradecía por aquel entonces que trabaja bastante como fisioterepeuta…

En cuanto a si es una buena idea la baja estimulación en baja reserva he visto de todo, chicas que les va fatal y chicas que no respondían a grandes dosis y lo han conseguido a la primera con una minifiv…

Yo creo que por probar se pierde poco y además es una opción más respetuosa con nuestro cuerpo.

👉 ¿Tú las has probado o has oido hablar de ella?

beatriz
Últimas entradas de beatriz (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *