Tras la primera FIV: tú, a ovodonación

Tras este primer intento desastroso, la recomendación fue clara: ovodonación.

He de confesarte que fui tan inocente y con tan poco mirado, que no sabía muy bien que esa opción existía. En serio.

Pero desde luego no estaba aún preparada para ella.

Sí que nos dijeron que por nuestra edad (la mía sobre todo, 35) se podía intentar una vez más con mis óvulos con menos medicación.

Pero entonces empecé a informarme y tambien decidí esperar al ciclo de la seguridad social en el que iban a intentarlo con mis óvulos. No iba a perder esa oportunidad.

Además de que pensé que solo un ciclo no tenia por qué ser representativo.

Mientras esperábamos a la Seguridad Social conseguimos erradicar la infección de mi chico usando dos antibióticos simultáneamente por primera vez gracias a la ayuda de un internista amigo nuestro.

Y seguíamos con nuestros suplementos, acupuntura y yo con mi psicoterapia.

Tenía claro que la decisión de pasar a ovodonación, o adopción de embriones o doble donación, la tomaríamos nosotros mismos cuando estuviéramos preparados y con la sensación de haberlo intentado lo suficiente.

Aquí de nuevo la decisión es personal y difícil pero desde luego la tenemos que tomar nosotros.

beatriz
Últimas entradas de beatriz (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *