Crianza incondicional. Amor y razón en lugar de premios y castigos.

El libro Crianza incondicional de Alfie Kohn habla de otra forma de criar a nuestros hijos más allá de los premios y castigos, apostando por el amor y la razón para favorecer su desarrollo y la confianza en ellos mismos desde su propia aceptación.

Aquí tienes el video completo pero te presento aquí algunas ideas por si prefieres leer en vez de ver o escuchar:

 

Crianza incondicional

Carl Rogers, creador de Counselling, es un psicólogo que aboga porque hay una actitud propia del terapeuta que favorece enormemente la resolución de los problemas de los clientes.

Esta actitud sanadora se basa en tres principios:

  • el primero es que el terapeuta se muestre auténtico tal y como es.
  • el segundo que sea comprensivo y sea capaz de ponerse en el lugar de la otra persona
  • y el tercero es que le acepte incondicionalmente.

Y Rogers cree que una persona que hubiera recibido este tipo de atención y de trato en su infancia por parte de sus padres no necesitaría hacer terapia de adulto. Piensa que muchas veces llegamos al adultez reprimiendo o rechazando partes nuestras porque no han sido aceptadas por nuestros padres, porque nos han dado una aceptación condicionada a que hiciéramos lo que ellos esperaban, no una aceptación incondicional, no una crianza incondicional.

Y aquí estaría una de las ideas básicas del libro:

Si quiero que mi hijo sea un adulto sano que no tenga que ir a terapia, estaría bien que me esforzara en amarle incondicionalmente, tratar de comprenderle y mostrarme auténticamente como soy delante de él.

Consecuencias de la no crianza incondicional

En el libro se habla de diferentes estudios como por ejemplo uno que se hizo con 100 universitarios a los que se les preguntó si sentían que sus padres los habían aceptado condicionalmente en función de sus éxitos académicos, deportivos o de cómo se comportaban o de si eran capaces de reprimir determinadas emociones como la ira.

Se comprobó que las personas que habían recibido una aprobación más condicional tendían a actuar de un modo más parecido a los padres. Esto seguramente para los padres sería muy bonito pero, ¿esto les hacía más felices a los hijos? Parece que no, que está sumisión a sus padres tenían un coste elevado.

En primer lugar porque tenían resentimiento hacia sus padres.

Y yo he comprobado en terapia que muchas veces la emoción que sentimos hacia nuestros padres la replicamos en diferentes relaciones que tenemos con otras personas.

Y en segundo lugar, porque actuaban guiados más bien por una fuerte presión interna no agradable más que por una elección consciente.

Es decir, actuaban más desde el tengo que o debo que desde el elijo, quiero o voy a ti. También he comprobado muchas veces en mí misma y en mis sesiones que cuando actuamos desde el tengo que realmente hay una un resentimiento dentro. Lo vivimos como una imposición de fuera aunque nos venga de nosotros mismos.

Nuestras propias voces son muchas veces las voces interiorizadas de nuestros padres.

Y esto acaba generando resentimiento a veces incluso hacia nosotros mismos con todo lo que esto puede causar incluidas enfermedades psicosomáticas.

Beneficios de la crianza incondicional

En el libro también se habla en el sentido opuesto de estudios que sí que avalan los beneficios que tiene esta crianza incondicional, esta aceptación y este amor incondicional que nuestros hijos, sobre todo, en cuanto al refuerzo de su autonomía. Si queremos que nuestros hijos sean adultos que se sientan libres seguros y capaces de tomar decisiones por sí mismos, estaría bien que tomáramos en cuenta este tipo de crianza realmente incondicional.

Aquí tienes una serie de principios también resumidos que nos dan unas pautas de cómo podemos empezar a poner más conciencia en si realmente estamos criando de forma incondicional.

En primer lugar, sé reflexivo, reconsidera lo que estás pidiendo a tu hijo y date cuenta de si puede ser apropiado o inapropiado y de si es necesario o innecesario. Y, sobre todo, ten en cuenta sus ritmos ya que no todos los niños son iguales.

También es importante priorizar mucho la relación que tenéis entre vosotros más allá de lo que haga o de lo que avance. ¿Cómo es vuestra relación? Fíjate si de verdad es una relación basada en el respeto, en tu autenticidad, si te estás mostrando realmente como eres, si eres capaz de escucharle mucho para poder ponerte en su lugar. Explícale las razones por las que le pides las cosas y hazle partícipe de las decisiones desde muy pequeño.

Reserva los noes para lo verdaderamente importante, no los digas al tuntún. Mira a ver si realmente es necesario o si puedes transformarlo en un sí. No seas rígido, o mejor aún, sé flexible, improvisa y busca maneras diferentes de hacer las cosas.

Y, por último, no tengas prisa o sé paciente.

Desarrolla tu paciencia y mira a largo plazo. Si lo que quieres es que tu hijo haga lo que tú quieres de forma más rápida, desde luego que un grito o una chuche es lo más rápido y eficaz.

Pero si quieres realmente que tu hijo a largo plazo sea un adulto sano que se sienta digno de respeto y seguro y capaz de tomar sus decisiones y guiarse por su corazón y su razón, en ese caso, acéptalo incondicionalmente.

¿Te imaginas cómo sería si te hubieran criado desde el prisma de la crianza incondicional?

 

Por aquí te comparto una entrada que escribí acerca de los diferentes tipos de emociones en la que te hablo de cómo puedes estar enseñando a tu hijo a reprimir emociones quizás sin darte cuenta y de qué puedes hacer para tomar conciencia de ellos y empezar a cambiarlo!

Emociones auténticas, emociones sustitutivas y emociones elásticas.

Y aquí puedes adquirir el libro Crianza incondicional de alfie Kohn:

​https://www.crianzanatural.com/comprar/Crianza-Incondicional_prod697

Aquí tienes el libro comentado extensamente:

https://zetatesters.com/2018/12/eb-49-comentamos-el-libro-crianza-incondicional-de-alfie-kohn/

Artículo del autor en the new york Times:

​https://www.alfiekohn.org/parenting/amorparental.htm

Y aquí Laura Mascaró te habla de los principios del libro:

https://www.youtube.com/watch?v=Wro7o…

 

beatriz
Publicada en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *