Cómo sobrevivir a la Navidad si tienes infertilidad

Ya estamos en diciembre y me parece muy importante hablarte de qué puedes hacer para sobrevivir a la Navidad si tienes infertilidad.

Sí, digo sobrevivir y quisiera decir disfrutar pero yo he estado allí y sé que es difícil en determinadas fechas estar positiva y sonriente y participar del ambiente de ilusión que lo inunda todo. La navidad, especialmente, parece concebida para los niños y se torna más triste sin ellos, más aún cuando se desea que lleguen pero aún no acuden.

Por eso te escribo a ti, mujer valiente que estás luchando por ser madre y aún no lo has conseguido, para que sepas que eres normal si no te invade el espíritu navideño este año. A ti que esperas cada mes que no te venga el periodo y observas con curiosidad, tristeza o rabia e incluso un poco de envidia a las mamás con sus bebés y sus carritos. Esto es para ti, mamá en potencia aún no manifiesta que tienes tu nido ya preparado en tu corazón y en estas fechas todo te recuerda que sigue vacío y no sabes a ciencia cierta cuando se llenará. A ti que cuando piensas en escribir la carta a los reyes magos y en qué proyectos te ilusionan del próximo año, prácticamente hay uno solo que te inunda la cabeza y el corazón: bebé.

Así que te he traído nueve consejos para afrontar estas fechas a veces tan duras como también lo suelen ser el día de la madre o incluso reuniones familiares como cumpleaños o eventos como bodas, bautizos o comuniones. Y es que en estas circunstancias, parece que todo te recuerda aún más lo que te falta y estás deseando tener pronto.

Aquí tienes mis mejores consejos para estos días:

 

  • Recuerda que no estás sola.

Somos muchas las parejas o personas que hemos pasado por ello o las que están en ello. No te sientas bicho raro, de verdad, casi una de cada cinco parejas en España tiene alguna dificultad para concebir. Lo que ocurre es que no lo contamos, no que no esté pasando! Hazte de alguna asociación o foro para sentir esta compañía y esta tribu de infértiles y verás cómo cambia tu percepción de ti misma.

 

  • Date cuenta de que ya eres familia.

Quieres hacerla crecer pero ya tienes tu familia. No todo el mundo tiene esta suerte, disfrútala ahora y agradece que esté o estén para ti y tú para ellos.

 

  • Haz tus planes esta navidad y olvídate un poco de la infertilidad.

Vete a una casa rural los días señalados o di que prefieres quedarte en casa. Escaquéate si no te apetece un plan, ahora es mucho más fácil con el COVID que la gente entienda que no quieres ir a reuniones. Haz planes molones que te gusten y te alejen un poco del proceso de búsqueda de bebé. Puedes ver una serie que te guste, pasear por la naturaleza, comprar algo rico de comer o cocinar algo típico de estas fechas.

 

  • Permítete decir no. 

A las mujeres muchas veces nos cuesta mucho decir que no, tómatelo como un ensayo para un aprendizaje necesario para tu vida. Ensaya formas asertivas de decir que no. Te lo agradezco pero esta vez prefiero quedarme en casa. Si la otra parte conoce tu situación directamente explica que en estos momentos necesitas estar tranquila y para ti y que crees que te va a venir mejor no asistir pero que se lo agradeces mucho ¡Sé asertivo y respétate. Al principio es normal sentir cierto nerviosismo o culpa pero compensa con creces y poco a poco aprenderás a manejar mejor estas emociones e irán disminuyendo a medida que coges práctica. Y gusto! Porque al final se le coge gusto y todo al hecho de decir que no a lo que no quieres y dejar así espacio a lo que sí quieres y te sienta bien.

 

  • Vete preparada para preguntas poco acertadas en navidad acerca de tu fertilidad.

Siempre puede haber un familiar simpático (o más de uno) que te pregunta para cuándo incluso echándote la bronca por venir otra navidad sin tripita… Recuerdo perfectamente a mi suegro que no sabía que estábamos en ello regalándonos en reyes un bebé para ver si pillábamos la indirecta. Fue de todo menos agradable. Ensaya una cara que poner en ese momento y una respuesta para no quedarte shockeada ahí. Yo sonreía y decía ‘el año que viene a lo mejor, jeje’ Hubiese sido mejor tener la valentía de decir ‘lo intento haciendo todo lo que puedo pero no lo he conseguido aún y me duele’.

Pero bueno, muchas veces el que lo pregunta es por hacer la gracia o romper el hielo más que por saber de verdad lo que te pasa así que es más cómodo lo primero. Para mí lo importante es no venirte abajo cuando te lo pregunten, porque es muy probable que pase… Yo de verdad pensaba que el año que viene a lo mejor sí estaba embarazada así que no mentía sino que decía lo que confiaba que pasaría.

 

  • Comunícate bien con tu pareja si la tienes, o con alguien cercano.

Es importante tener un apoyo sólido a tu lado porque es muy difícil lidiar una sola con todas estas emociones que se despiertan con la maternidad que se resiste. Yo siempre digo que en casa de él, es él el que ha de poner los límites y tener mucha complicidad contigo para preguntarte o saber cuando retirarse o directamente no ir a un evento. Y en tu casa, mejor que seas tú. Si no tienes pareja, busca una persona cercana para hablar de cómo te sientes. Mejor alguien que escucha bien y aconseja poco. Si no se te ocurre nadie, acude a asociaciones o si lo necesitas busca apoyo emocional profesional..

 

  • Sé amable y compasiva contigo misma y permítete senirte como te sientes en Navidad si tienes infertilidad.

No te culpes por estar sensible, desanimada, irascible. Es normal estar así en estas fechas si se te está resistiendo lo que más quieres. Puedes escribir en un papel lo que sientes para tratar de entenderte mejor y poder sacar tus emociones sin volcarlas en la persona que esté a tu lado. También te aconsejo hacer estas dos dos meditaciones: Sí, a veces nos cuesta pero también es cierto que cuando lo hacemos nos reconforta darnos cuenta de que no todo está mal en nuestra vidas. Piensa un poco en las cosas que tienes y no en las que aún no han llegado. ¿En qué eres afortunada? Muchas veces idealizamos la facilidad de embarazarse como si a esas mujeres todo en su vida les fuera sobre ruedas y nosotras fuéramos unas desgraciadas.

Reconoce que a lo mejor has tenido suerte con tu casa, tu pueblo, o tus padres, o tus amigos, o tu trabajo, o tu pelo, o tu estómago o tus abuelos o lo que sea. Creo que Navidad es un buen momento para pararse un momento, echarse a un lado de nuestra vida para observarla desde fuera y dar gracias. Y creo que esto ayuda a relativizar nuestro sufrimiento y encontrar algo de alivio y aliento.

 

  • Planifica tu próximo año para que te motive, con o sin bebé.

Piensa primero en las cosas que tienes y no en las que aún no han llegado. Y después resérvate un tiempo para pensar qué aficiones o proyectos quieres desarrollar el año que viene: Leer, pintar, cocinar, bailar, escribir…Fija objetivos bien delimitados, concretos  y realistas, y ve a por ellos. Escríbelos para comprometerte más con ellos y enumera los pasos que vas a dar para sentirte mejor el próximo año. 

 

  • Piensa en ti. Prioriza tu bienestar. Lo primero es que tú estés bien

¿Qué sentido tiene seguir intentando ser madre si te pierdes por el camino? ¿Quién va a estar ahí cuando lo consigas? Regálate autocuidado ya sea en forma de vídeos gratuitos de youtube inspiradores, una almohada nueva o infusiones relajantes… O sesiones de psicoterapia, masajes, libros de infertilidad, cursos de mindfulness, yoga, talleres de nutrición, autoestima…

 

Espero que te hayan ayudado estos consejos.

Sin embargo, no te recomiendo únicamente leerlos sino escribir cuáles de ellos te van a ser más útiles en concreto a ti esta Navidad y cómo los vas a llevar a cabo específicamente.

Si tienes cualquier duda, escríbeme aquí abajo. Te leo y te leen también otras mujeres que saben de lo que estás hablando. Entre todas nos ayudamos, ¿no crees?

Un abrazo y recuerda que no estás sola y que eres muy valiente.

   Beatriz

Aquí te dejo un enlace a todos las entradas del cuaderno de Mamá Original relacionadas con el bienestar emocional por si te puede ser de ayuda estos días:

Bienestar emocional en infertilidad

 

Y por si quieres más consejos para estas fechas, aquí te comparto esta entrada de Red infértiles para que ya te sietnas totalmente fuerte y segura de poder pasar estas fechas bien!

La infertilidad y la Navidad

 

 

Programa tu mente y tu corazón para ser mamá

El taller online que pudes realizar a tu ritmo para manejar tus emociones, disolver tu estrés y reprogramarte para quedarte embarazada:

beatriz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.